Mi experiencia ayunando 24 horas

Los que me conocen saben que soy de buen comer, que no me cuesta repetir de lo que me gusta, y que raramente renuncio al postre.

Llevaba ya semanas queriendo dedicar un día entero al ayuno. El ayuno periódico u ocasional es algo altamente recomendado, y tiene los siguientes beneficios:

1) Ayuda a eliminar toxinas del cuerpo y de las células. Mientras se ayuna se eliminan residuos y deshechos.

2) Se aligera y facilita el trabajo del hígado y los riñones, a los cuales les damos un respiro.

3) Se vacía el sistema digestivo, y ello hace que el flujo sanguíneo contenga menos bacterias.

4) Obliga al cuerpo y a la mente a focalizarse en procesos distintos al de la digestión, que absorbe mucha energía. El cuerpo está entonces en una mejor disposición para luchar contra enfermedades y dolencias.

5) Mejora la retención de líquidos.

6) Mejora el estado de la piel y el cabello.

7) Se normaliza la presión arterial sin necesidad de medicamento alguno.

8.- Se agudizan las capacidades sensoriales. Se ve mejor, se oye mejor, se huele mejor.

9) Por supuesto, es la vía directa para adelgazar si tenemos unos quilitos de más.

Además el ayuno debe ser bueno por dos cosas:

1) Cuesta, y como cuesta mantener esa disciplina, y nos saca de nuestra zona de confort, deduzco que debe ser bueno.
2) Ha sido utilizado por multitud de culturas y civilizaciones como vía hacia la superioridad espiritual.

Os contaré cómo he logrado ayunar 24 horas de la manera más cómoda posible, sin interferir en la jornada laboral y sin que el esfuerzo se me haya hecho ninguna montaña.

Ayer viernes comí a las 14:30 hrs. Ensalada de tomate y queso, seguido de un buen filete de ternera. De postre tarta de manzana y un cortado.

Por la tarde tuve la mente ocupada en otras cosas y acudí a media tarde al entreno de baloncesto que hacemos en el colegio, sin tan siquiera reparar en la merienda o nada parecido. Antes del ejercicio sí tuve la precaución de beber bastante agua.

A la hora de cenar tomé un zumo individual de piña, de esos pequeños que toman los niños en sus meriendas al salir del cole, y un zumo natural hecho con una manzana y unas cinco o seis zanahorias. Buenísimo. Apunte: puesto que ya no te tienes que hacer la cena, puedes dedicar un buen rato relajado a preparar el zumito con toda tranquilidad, y a saborearlo lentamente, consciente de que ese va a ser tu único sustento durante unas horas. Después acosté a las niñas ( ya era tarde, mas allá de las 11 horas, eso lo tenemos que trabajar), un rato de lectura y al catre.

La mañana del sábado ha sido un poco más duro. Al levantarme el zumo natural de dos naranjas, otra vez, con la tranquilidad necesaria para que a uno le sienten bien los alimentos, como debería ser siempre.

Para aguantar hasta la comida he bebido agua varias veces, e incluso he oido lejanamente el canto de las sirenas de la tentación que se le aparecieron a Ulises, en forma de pistachos tostados, aunque he logrado evitarlos atándome al mástil de mi barco, o sea girando la cabeza e intentando pensar en otra cosa, mariposa.

Sí, ya sé que no soy ningún superhéroe por el hecho de que mi estómago haya rugido un par de veces, y supongo que este ejercicio cae en saco roto si no se hace con cierta regularidad, pero cualquier viaje empieza por un pequeño primer paso, y cualquier novela por el primer párrafo.

¿Cual es vuestra experiencia ayunando? Si os apetece, dejar un comentario.

Be Sociable, Share!

15 thoughts on “Mi experiencia ayunando 24 horas

  1. Rafa

    ¿Mi experiencia ayunando? ¡Cero patatero! Pero si yo, si ceno poco y me voy a la cama con el estómago medio vacío, me despierto a las 2am y me tengo que cascar un vasolechecongalletas, o no hay manera de volver a dormir…

    Un abrazo, y que no te pase como al caballo del gitano, que cuando se estaba acostumbrando a no comer, se murió…

    Reply
    1. Rolando Post author

      Anda que no me he tomado yo vasos de leche con galletas antes de ir a dormir…

      Pues prueba a tomarte tan sólo un vaso de agua. Tu estómago lo agradecerá. Sí, la leche ayuda a coger el sueño, lo sé. Pero en vez del vaso de leche, pon los pies en agua caliente 20 minutos, antes de acostarte, y a dormir sin problemas.

      Reply
    2. boris

      Hola, Rafa, aunque no te conozca, quisiera saber que cuento es aquel que se refiere “al caballo del gitano, que cuando se estaba acostumbrando a no comer, se murio” El título de la obra, y el autor. Gracias desde antemano.

      Reply
  2. Jordi L.

    Epp, Roland!!

    ¡Que esto que dices no es ayuno completo, no es filosofía Zen (sin “zenar”)!. El ayuno completo o total (que no has hecho) no es nada aconsejable. Tú has tomado tus zumos de frutas, zanahorias, etc, has hecho un ejercicio, digamos, de depuración. Has ingerido glucosa, agua y sales y has hecho bien. La falta de glucosa sí afecta al cerebro, órgano que utiliza el 60 % de la glucosa total consumida por el organismo. Es el primer órgano que la necesita puesto que apenas almacena nada y tiene un requerimiento constante para funcionar (de ahí la gravedad de padecer hipoglucemias). Si bien es cierto que ante falta de glucosa la energía cerebral es obtenida a partir de la degradación de los llamados cuerpos cetónicos, que además tienen el efecto de reducir al mínimo la destrucción de proteíans durante el ayuno.
    Yo no tengo experiencia de ayuno parcial forzado más que cuando he caído derrotado por los virus o bacterias. El cuerpo ayuna pues dedica todo su esfuerzo a dirigir las legiones de células defensivas contra el ataque, siempre traicionero, del enemigo biológico y no quiere distraerse en digestiones, liberaciones de insulinas, lipasas, peptidasas y demás sustancias acabadas en “asas” que le mermen capacidad defensiva. De nada sirve obligarle a comer, es un mecanismo evolutivo altamente eficiente, cuando lo necesite lo hará saber, el cerebro transmitirá sus señales adecuadas para que nos atraiga un zumo o algo ligero que contenga iones y azúcares.

    Así que no me parece mal lo que has hecho siempre que no practiques ni alientes al resto al ayuno total y a todas luces innecesario. Te has tomado un Mr. Proper que te ha limpiado y desintoxicado ligeramente por dentro, como se hace en la casa una vez a la semana o dos si eres monje budista!

    Un buen masaje y déjate de relax intestinal!!

    Reply
    1. Rolando Post author

      Jordi, sabía que en este tema no te resistirías a comentar. Apuesto a que en el Trivial Pursuit siempre eliges primero el quesito de Nutrición y Dietética, ;-).

      Gracias por tu docta aportación. El ayuno me parece un buen ejercicio de autodisciplina, que además nos viene muy bien en unos tiempos en que, me da la sensación, estamos -como nunca- sobrealimentados. Igual que el ejercicio se debe reivindicar en una época totalmente sedentaria de la Humanidad.

      ¿Soy el único al que le parece que se nos suceden las comidas una tras otra sin llegar a tener sensación verdadera de hambre? Seguro que la falta de azúcares es mala para el cerebro, pero ¿no será malo también el exceso de lo mismo? Por lo menos a Bart Simpson los ojos le hacen chiribitas cuando abusa de los fresisuis. :-)

      Siempre se ha dicho que “el hambre agudiza el ingenio”, ¿Existe algún estudio científico que lo corrobore ?

      Reply
  3. anna

    Casi me animas, si no hubiera sido por el comentario de Rafa.
    De lo espiritual he bajado directo!
    Ahí está la fuerza de voluntad, querer es poder..
    Yo te animo!

    Otra cosa a Rpensar sobre la alimentación es no consumir tanta carne.
    Se consumen demasiados recursos y no parece tan beneficiosa para la salud.
    Más sana la proteína vegetal! cereal+legumbre: arroz+lentejas, quinoa+garbanzos,..
    Algas para mineralizarse, ración de semillas de omega3 y aceites esenciales..,
    Aprendiendo a cocinar platicos de cocina macrobiótica, teniendo en cuenta la energía de los alimentos!

    Porque no se nos enseña desde pequeños la relación entre los alimentos y la salud? es algo muy básico!
    Somos lo que comemos, está claro.
    Lo que dejamos de comer, también.

    A ver si funciona my comment!

    Reply
    1. Rolando Post author

      Ana,
      Sin duda, somos lo que comemos. No soy ningún experto pero creo firmemente que se consumirían muchos menos medicamentos si se atendiera más a lo que ingerimos.
      La ingesta excesiva de carne también merece un capítulo aparte, pero parece que hay toda una industria agroalimentaria a la que le interesa que todos comamos carne día sí, día también, con los riesgos que conlleva para la salud pública aplicar los principios del taylorismo a la producción en masa de carne para el consumo humano.

      Reply
  4. guillem

    rolando,
    enhorabuena por tu espacio…

    en cuanto al ayuno,
    te cuento:

    hace uns dos meses,
    estuve una semana sin comer…
    sólo me apoyaba en un combinado líquido: mezcla de agua, sirope de arce, jugo de limón y cayena…

    la experiencia, sin duda, la voy a repetir!!!

    un abrazo

    Reply
    1. Rolando Post author

      Guillem, amigo
      Me quedo con muchas ganas de saber más sobre tu experiencia (motivaciones, sensaciones, elección de los ingredientes con los que te sustentabas, efecto sobre tu cuerpo, sobre la mente, sobre el ánimo…). Ya me contarás.
      Un abrazo.

      Reply
  5. Alfredo

    Cuando he empezado a leer y veo ayuno 24 horas se me han encendido las alarmas.
    No soy un experto pero por lo que he leído el ayuno de verdad tiene su técnica si quieres hacerlo con seguridad.
    Comparto contigo la recomendación de sustituir cena y desayuno por zumos de vez en cuando, sobre todo, después de comidas abundantes y cargadas de grasas y proteínas animales. En esas ocasiones, también va bien un vaso de agua con una cucharadita de bicarbonato de sodio, remedio ancestral contra las digestiones pesadas.
    Lo del bicarbonato se encuadra en lo que se denomina dieta alcalina. Es decir, la neutralización de la acidificación del organismo resultante de la digestión de alimentos “acidos”, como las grasas, las carnes, el azúcar refinado, las harinas refinadas, ….
    La acidificación es normal y el cuerpo la compensa de forma natural. Pero todos los excesos son malos.
    Yo, personalmente, me siento mejor desde que he vuelto al zumo de limón y naranja por la mañana, la reducción de carnes, las ensaladas por la noche, algo más de fruta fresca y de vez en cuando bicarbonato de sodio.
    Aunque el limón tenga sabor ácido, es un alimento alcalino porque aporta minerales que ayudan a reducir la acidez digestiva.
    También me ayuda (intentar) un poco de meditación por la mañana y sentarme con mi peque a ver el Baby Einstein antes de llevarlo a dormir.
    Y volviendo a lo del ayuno, algún dia probaré lo que llaman limpieza de intestinos. Debe ser algo así como hacerle un reset al cuerpo.
    De momento, intento ser comedido en las comidas.
    También tengo curiosidad por saber más de la experiencia que comenta Guillem.
    Un abrazo.

    Reply
    1. Jordi L.

      Hello mondogueros,

      Ya sabes, amantísimo Roland, que cuando leo algo de medicina, ciencia, biología se me enciende un resorte que me obliga a escribir compulsivamente. Cuando veo economía o estudios universitarios se me inhibe la mano…debe ser un mecanismo de selección natural…

      Acabo de leer vuestros comments y, bueno, ya veo que todos estáis de acuerdo en lo que sabemos de lo perjudicial que representa el exceso de lípidos, carnes, bollerías industriales, etc y de como la sociedad de consumo nos dirige a comprar y comprar para su beneficio engatusándonos con verdades a medias y con otras falsedades sobre salud que cuando no se sabe lo que hay detrás caemos y aceptamos como realidades.

      También desgraciadamente algunos (no pocos) científicos han claudicado ante el poder del dinero falseando datos sobre estudios varios o publicando sólo las bondades y escondiendo las maldades que tenía tal o cual medicamento o alimento y eso nos ha dirigido a verdades “falsas”. Y os hablo por experiencia propia, por haberlo vivido y observado, estando como becario en un organismo público de investigación y en contacto directo con investigadores y publicaciones varias de dudosa veracidad, por no decir, falseadas!!

      Al hilo de lo que comenta Alfredo, yo discrepo en algunas cosas. Por ejemplo, que el limón sea un alimento alcalino y que reduzca la acidez. Es un contrasentido. El limón es una fruta ácida que ayuda a efectuar la digestión precisamente por su acidez, aumenta la cantidad de ácido en el estómago (imprescindible la presencia del ácido clorhídrico, HCl, en el estómago para hidrolizar o romper las proteínas en aminoácidos más fácilmente asimilables, estimular la liberación de enzimas, actuar sobre la fibra y el colágeno, barrera defensiva frente a patógenos, etc). Nunca un ácido va a actuar como una base. Si el limón tuviera una finalidad alcalina retardaría más la digestión, no la favorecería. Un ácido es un ácido y actúa como tal, un transexual puede actuar de dos maneras, el ácido no. Seguimos. Precisamente lo que hace el bicarbonato sódico, una base o compuesto alcalino que sirve para mejorar las digestiones pesadas (sepamos que por pesadas nos referimos a un exceso de producción de ácido por un exceso de ingesta proteica o grasa) ya que actúa neutralizando el ácido estomacal. Si el pH del clorhídrico es de 1.5 -2 y el del bicarbonato 8.5 neutralizar quiere decir hacerlo menos ácido, más próximo a un pH de 7 (neutro). Con eso se consigue elevar el pH evitando ardores o quemazón estomacal que nos incomoda, molesta y que podría llegar a generar úlceras si comemos copiosamente con demasiada frecuencia.
      Pero ojo, el bicarbonato sódico (NaHCO3) lleva sodio (Na) y no es nada aconsejable para hipertensos o gente que haya sufrido infartos porque lo que indirectamente consigue es añadir más sal al torrente circulatorio. Vamos que no se puede ir tomando por las buenas cada 2 por tres tanto porque reduce el ácido estomacal (y las digestiones y asimilación de los nutrientes empeorarían) y porque incrementa la tensión arterial. Mejor tomarse Almax (hidróxido de aluminio y magnesio) que neutralizan el ácido sin incrementar la tensión y que no provocan acumulación de aluminio en el organismo si es vuestro temor ya que se forma un compuesto (cloruro de aluminio o de magnesio) totalmente soluble que se elimina por la orina:

      HCl + Al (OH)3 → AlCl3 + H2O

      Saludos.

      Reply
      1. Rolando Post author

        Jordi, gracias por comentar con tanta erudición.
        Obviando la fórmula química del final, que me ha retrotraido a las aulas del instituto, resumo: el limón es bueno para la digestión y el bicarbonato sódico también, pero ojo si eres hipertenso. Ah…y que un transexual puede actuar de dos maneras. :-)
        Quedas nombrado asesor de este blog en materia de ciencia, biología y nutrición.

        Reply
        1. Jordi L

          Yo aclararía mejor, resumiendo:
          – Limón OK para mejorar la digestión y como antiséptico digestivo.
          – Del bicarbonato mejor olvidarse y tomar ALMAX (de venta en cualquier farmacia).
          Ah, del tema transexual….Un ácido da protones (H+) y una base los recibe y punto, el transexual puede actuar de dos formas, dando o recibiendo!!!!!!!
          Roli, ¡¡mejor que des y no recibas!!
          ¡Sigue adelante con el blog!

          Reply
    2. Rolando Post author

      Alfredo, gracias por comentar.

      Limón: good. Azúcares refinados: bad. Ser comedido: good. Los excesos: bad.

      Reply
  6. boris

    O alguien de aquí puede ayudarme en decirme de quién es la obra que se refiere al caballo del gitano que se murio cuando se estaba acostumbrando a no comer…
    Todo esto viene, porque estoyleyendo una novela de José Saramago – Ensayo sobre la Ceguera, y más o menos en la mitad del libro hay una conversación en la que hablan del “caballo del cuento, que murió cuando ya estaba acostumbrado al ayuno, …

    Reply

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *