La rueda

Lo he vuelto a hacer. He vuelto a apretar el botón de “Enviar y recibir”. Hoy lo debo haber hecho como 20 veces. Y todavía no ha pasado toda la mañana. También he mirado a primera hora el facebook. Como un amigo ha puesto un enlace a un artículo que parecía interesante, he pinchado y lo he leído. En ese artículo se hacía mención a un escritor y a un libro que me han interesado. He entrado en Amazon para ver si podía leer alguna reseña del libro, y como se podían leer unas páginas del mismo (el ya famoso “look inside“), he estado 15 minutos mirando de qué iba. Luego he chequeado mi cuenta de Twitter. Últimamente estoy enganchado a twitter.  Por cierto, si me queréis seguir en twitter, mi usuario es @rolandolatorre.

Internet es una herramienta maravillosa. Lo tengo todo en la punta de los dedos. Creo que ahora me apetece ver a los Billy Talent en concierto, ahora mismo podría dejar de escribir estas líneas, pinchar en Youtube, poner “Billy Talent in concert” y ya está, a disfrutar. Esperad…Lo voy a hacer…Ya está. Qué buenos son los tíos! Me encanta la guitarra con sus melodías casi clásicas. Lo malo es que después de ver una magnífica interpretación de “This suffering” (os he puesto aquí el video, pero primero acabad de leer mi artículo, bribones), me he liado y he estado media hora más viendo vídeos de aficionados que se graban a sí mismos haciendo versiones caseras de cualquier canción del grupo. Algunos tienen gracia.

También utilizo internet cuando tengo la más mínima duda acerca de cualquier cosa. Hace poco alguien comentó en una conversación que un amigo suyo de Cabo Norte lo había dejado todo y se había ido a la India, a aprender las técnicas del masaje ayurvédico. ¿De Cabo Norte? Esperad un momento…Ya está, en la Wikipedia me acabo de enterar que Cabo Norte está en Noruega, que es el punto considerado más septentrional de Europa, y que es un destino casi místico para los moteros de todo el continente que hacen peregrinaciones hasta allí. En el mismo artículo de la wikipedia he visto unas fotos preciosas del lugar y una localización en un mapa. Qué bueno. Me han venido ganas de ir de vacaciones a los fiordos noruegos. Lo del “masaje ayurvédico” os dejo que lo miréis vosotros.

Otra distracción es Google Reader. Cada día sin falta compruebo si hay nuevas entradas en los blogs que sigo. Si no sabéis lo que es, ponerlo en el buscador.

Yo reconozco que todavía no soy capaz de asumir la cantidad de información y distracciones que nos brinda la red. Y la inmediatez con la que nos lo da. Es sencillamente brutal. A veces confieso que he pensado que estaría bien sufrir una larga enfermedad que me tuviera postrado en cama las 24 hrs del día, porque así podría dedicarme todo el día a picotear de esas frutas prohibidas que me brinda el navegador. Todo el día viendo videos interesantes, divertidos (me los vería todos de Faemino y Cansado), educativos, o leyendo textos sugerentes o enviando y recibiendo emails de amigos, o mirando las redes sociales, haciendo nuevos amigos. Todo el día subido en “la rueda“. Email, facebook, videos, blogs, wikipedia, google, noticias, gmail, linkedin, google plus . Abriendo ventanas. Nueva ventana. Nueva ventada. Rodando y rodando sin parar, como en un tiovivo digital. Hasta llegar al paroxismo.

Pero… ¿adonde pretendo llegar? La rueda me absorbe, me succiona como un agujero negro, y me lleva a la nada, al vacío, a otra dimensión donde no se avanza en linea recta, donde no hay objetivos.

Carretera en Cabo Norte. Precioso.

Para evitar caer en las redes de “la rueda” se me ocurre lo siguiente:

  1. No abras el email nada más sentarte delante del ordenador.
  2. No enciendas el ordenador nada más sentarte en la silla.
  3. Antes de nada escribe en un papel las 4 cosas que deseas acabar (iba a poner hacer, pero he puesto acabar) ese día o esa mañana. No pongas más de 4 cosas, pero termínalas !
  4. No busques cada vez que se te venga algo a la cabeza. Anótalo en un papel y olvídate. Ya lo buscarás cuando toque. Si tu mente calenturienta te hace recordar durante la mañana que te gustaría saber dónde está el Cabo Norte, no lo hagas en ese momento. Escribe la palabra “Cabo Norte” (o lo que se te haya ven¡do a la mente en ese momento) en un post-it o en un trozo de papel, o mejor en una libretita pequeña, y métetelo en el bolsillo.
  5. Sólo consulta el email 2 veces al día. Esto es duro. Muy duro. Es como dejar de fumar. Al principio es durísimo. Luego vas viendo los frutos y te conviertes en un buen usuario del email.
  6. No abras un ordenador a partir de las 7 de la tarde. Además tanta pantalla no es bueno para conciliar el sueño.
  7. Ten objetivos. Toda búsqueda que no ayude a acercarnos a nuestros objetivos hay que rechazarla.
  8. Bórrate del facebook. Pregúntate qué te aporta. Yo no me he borrado, pero trato de entrar lo menos posible.
  9. Nunca, nunca, abras el facebook (si has decidido no borrarte) o cualquier distracción, pensando “venga, sólo 3 minutos, veo las novedades y cierro“. Eso nunca sucede. Hay que tenerlo claro.
  10. Bórrate del twitter. O si todavía no estás, ya ni te registres.
  11. Concédete diariamente una pequeña ventana de tiempo para hacer una mini-rueda. Un premio por haber estado enfocado durante todo el día. Mejor hacerlo antes de ir a comer o antes de la cena, o previo a  algun compromiso que nos vaya a obligar a levantarnos y apagar el ordenador, así, al cabo de un rato, lo tendremos que dejar sí o sí.
  12. Vuelve al papel. Escribe tus ideas en una libreta de bolsillo. Deja de utilizar aplicaciones para esto del tipo Evernote o Wunderlist, son herramientas magníficas, pero favorecen la exposición a “la rueda”.
  13. Evita -siempre que sea posible- leer cosas en la pantalla. Lee libros en formato papel.
  14. Da paseos durante el día. Eso te mantendrá alejado del ordenador y te asegurará unos minutos de exposición a la luz solar. Que nos dé la luz del sol es primordial para obtener vitamina D, lo cual garantiza un estado de ánimo más calmado y un cerebro más alerta.
  15. Si estás pensando en hacerlo, NO te compres un ipad. El ipad favorece todavía más que la “rueda” te envuelva con sus tentáculos.
  16. Lo mismo con un smartphone.
  17. No hagas “multitasking“. Aunque todo esté preparado para hacernos creer que la manera moderna de hacer las cosas es saltando de una otra constantemente, no lo hagas. No abras otra ventana. Te dices a tí mismo “mientras se carga esto, voy a ir mirando el email”, “así voy aprovechando”, “mientras se imprime ese informe miro un momento en google dónde ir el fin de semana”.  Ese es el camino más rápido a tirar la mañana por la borda. Lo sé por experiencia.
  18. …Y último: no pinchéis en los videos que os pongan en cualquier blog, como el que os he puesto más arriba de los Billy Talent, porque son una pérdida de tiempo…Resistíos. Autodisciplina. Ahora bien…os aviso… son buenísimos!

Ya lo dijo Platón:

El hombre es un auriga que conduce un carro tirado por dos briosos caballos: el placer y el deber. El arte del auriga consiste en templar la fogosidad del corcel negro (placer) y acompasarlo con el blanco (deber) para correr sin perder el equilibrio.

Be Sociable, Share!

4 thoughts on “La rueda

  1. Rafa

    Difícil, muy difícil, salirse de la rueda. Yo sólo he conseguido, por ahora, los puntos 10, 11, 13 y 15. Y no he logrado el 18, pero me han gustado, estos Billy Talent…

    Otro punto para salir de la rueda: no escribas comentarios en los posts que leas. Ups!

    Reply
    1. Rolando Post author

      Sí, encantado de que te gusten los Billy Talent !!
      Espero que a pesar de ellos pueda seguir en mis esfuerzos para reducir “la rueda” a una mínima expresión cada día.
      Gracias por comentar. Un abrazo. R.

      Reply
  2. Jordi

    ¡Me ha encantado!

    1. Personalmente, lo tengo mucho peor. Con tres cuentas de correo de funcionamiento diario (una para cada oficio y una para temas personales/aficiones) que recibo en el móvil, estoy siempre “enruedado”.
    2. Tengo el ordenador siempre encendido. Ya sabes, por si las moscas jejeje.
    3. ¿Papel? ¿Qué es un papel? ¿Y si las cosas son tareas que ocupan varios días?
    4. Anotado.
    5. Ver punto 1.
    6. Ver punto 2.
    7. ¿Y si tengo demasiados objetivos?
    8. Yo quemé mucho tiempo para tener 5.000 contactos en Facebook. Perdía una o dos horas al día. Luego quemé otro tanto para rebajarlo a unos 1.000.
    9. Entro 2 veces por semana y creo que le saco más provecho que nunca.
    10. Estoy en twitter pero mi uso es casi residual. Una vez a la semana.
    11. Demasiadas mini-ruedas. Anoto en un papel dejarlas en una.
    12. Para mí el Evernote es imprescindible porque soy capaz de no perder el móvil pero si le añado una libretita seguro que perdería una de las dos cosas. Además siempre lo llevo encima bien sea con el móvil, el portátil o en el ordenador del despacho.
    13. Debo leer más libros en formato papel. Lo que pasa es que el papel no se actualiza y a veces tengo la errónea sensación de que está “caducado”. ¿El Kindle cuenta como libro? ¿Aunque le envíe artículos de blogs que sigo?
    14. Lo de los paseos lo hago. Tener perro ayuda y obliga.
    15. ¡Ya tengo pedido el iPad!
    16. ¡Nooo! ¡Mi Smartphone nooo! :-)
    17. Soy esclavo del “multitasking“ muchas veces obligado por el día a día. Hay días que acabo con 26 ventanas y en las primeras apenas he estado unos minutos.
    18. Para lo de los vídeos yo uso un plugin para descargarlos y dejármelos en carpetas ordenadors cronológicamente. Tengo unos 465 pendientes…. :-(
    19. ¡No dejes comentarios en blogs de amigos!

    PS: ¡Me ha encantado la frase de Platón!

    Reply
    1. Rolando Post author

      Jordi,

      Con tu permiso, me apropio de la expresión “estar enruedado”. Es perfecta para definir el estado bajo el cual cada día somos esclavos de la rueda digital de las redes sociales y del email. Ser consciente de ello es el primer paso para, como los que tienen alguna clase de adicción, hacer terapia y recuperar el control.
      Un abrazo,
      R.

      Reply

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *