Tag Archives: determinación

El mejor deportista de la Historia

Para los de mi generación hay varios nombres míticos en el ámbito de los deportes. Sin duda, uno de los que más me ha impresionado nunca fue Michael Jordan. Todos recordamos partidazos de Michael marcando más de 60 puntos en las finales de la NBA, los saltos que daba o la facilidad con que atacaba la canasta contraria. Simplemente se trataba de alguien que estaba dotado con unos atributos impresionantes para la práctica del deporte.

Yo tuve la oportunidad de verle en 1985, el año que estuve estudiando en Wisconsin, en el único partido que he visto en directo de la NBA: los Milwaukee Bucks (un equipo segundón entonces, cuya máxima estrella era Sidney Moncrief -seguro que ni os suena-) contra los Chicago Bulls.

MJ jovencito

Me acuerdo que unos meses antes mi “madre americana” me dijo que iríamos a Milwaukee un día (yo vivía en un pueblecito a varias horas de coche) a ver un partido de la NBA, me enseñó el calendario de la temporada y me dijo: escoge qué partido quieres ir a ver. Dudé unos segundos, pensad que estamos al inicio de la carrera de Michael Jordan en la NBA (creo que era su segundo año), y entonces estaban en pleno apogeo los duelos Magic Johnson vs. Larry Bird, pero luego pensé que me encantaría ver a Jordan, así que le dije que me gustaría ver el partido contra los Chicago Bulls. Las entradas se tenían que comprar con meses de antelación. Lamentablemente para cuando llegó la fecha del partido, resulta que Jordan estaba lesionado y recuperándose de una lesión en el pie que le tuvo una temporada alejado de las canchas, así que -mi gozo en un pozo- fuimos a ver el partido, pero nunca vi jugar en directo a Michael Jordan. Ese año los Bulls fueron eliminados en la primera ronda de los playoffs por aquellos míticos Boston Celtics de Larry Bird.

En la biografía de este monstruo del baloncesto sin embargo existen algunas curiosidades que no están en la mente de los aficionados, pero de las que podemos aprender lecciones impagables:

  1. Poca gente sabe que Michael Jordan fue nombrado para el mejor quinteto DEFENSIVO de la NBA en 9 ocasiones, y que fue líder de robos de balón durante 3 años, y una vez premio al MEJOR DEFENSOR de la temporada, en la temporada 87-88. Aquí tenemos a un jugador superdotado para el ataque, que no contento con eso, se esforzó como el que más en una faceta del juego en la que no tenía un don “natural”.
  2. También es curioso que Michael Jordan fuera descartado del equipo de baloncesto de su High School, cuando iba a segundo curso, aparentemente porque no era lo suficientemente alto. En ese momento medía 1,80 mts. Al verano siguiente pegó un estirón de 10 centímetros, pero lo que realmente le hizo mejorar, fue que a raíz de aquella experiencia se entrenó rigurosamente en su afán por formar parte del equipo al año siguiente. Otra lección: el aparente fracaso de no conseguir entrar en el equipo no le supuso ningún obstáculo para entrenarse con más ahínco.
  3. Se sabe que sus condiciones físicas eran extraordinarias para la práctica del baloncesto, pero Michael Jordan destacó también en otros deportes: el fútbol americano y el béisbol, al cual también se dedicó profesionalmente.

    Michael contra Michael

  4. Durante su primer año en el equipo de la Universidad de North Carolina ya destacó anotando más de 13 puntos por partido, pero sin embargo estuvo a la sombra del mítico jugador que lo fue después de los Angeles Lakers, James Worthy (el de las gafas).
  5. En el Draft de 1984 hubo dos equipos de la NBA que eligieron a dos jugadores antes que a Michael Jordan. En concreto los Houston Rockets escogieron fichar a Hakeem Olajuwon, y los Portland Trail Blazers prefirieron hacerse con los servicios de Sam Bowie. En tercer lugar, los Chicago Bulls seleccionaron a Jordan. Por tanto, Jordan no fue el número uno siempre, se lo ganó a base de talento, sí, pero también de un esfuerzo ímprobo en aras a mejorar siempre.
  6. En 1986, jugando ya en la NBA, regresó a la Universidad para graduarse definitivamente. Michael Jordan estudió Geografía en la Universidad de North Carolina.
  7. En octubre de 1993 Michael Jordan anuncia que se retira del baloncesto, alegando que ya no disfruta del juego como antes (como Pep Guardiola). En julio de ese mismo año, antes de anunciar su decisión, su padre es asesinado en un área de descanso de una carretera en Lumberton, Carolina del Norte, por dos chavales que serían condenados a cadena perpetua.
  8. Jordan entonces sorprende a propios y extraños anunciando que se quiere dedicar al béisbol profesional. Jugó una veintena de partidos con los Chicago White Sox, un equipo de las ligas mayores de USA (primera división), pero posteriormente es degradado al equipo filial de los White Sox, los Birmingham Barons, de las ligas menores (segunda división). Su carrera de jugador de béisbol no fue muy espectacular, y pronto decide dejarlo y volver a la NBA. Estuvo retirado una temporada y media.

    Con los Barons, de Birmingham, Alabama

  9. Al volver al baloncesto por segunda vez, después de estar apartado de las canchas, y ver a su equipo, los Bulls de Chicago, hacer unas temporadas mediocres, Jordan empezó a entrenarse de manera casi obsesiva, para acabar teniendo en las siguientes temporadas estadísticas todavía más espectaculares que antes de su primera retirada. En concreto las temporadas 95-96 y 96-97 fueron impresionantes y los Bulls quedaron campeones los dos años otra vez, después de 3 temporadas sin mojar.
  10. En 2000 Jordan, ya retirado definitivamente, empieza una nueva carrera como directivo de la franquicia Washington Wizards.
  11. En septiembre de 2001 anuncia su segunda vuelta a la NBA, con el equipo de los Washington Wizards, afirmando que donaría su sueldo a las víctimas del atentado del 11-S.
  12. Su última temporada la jugó con 40 años. No se perdió ni un partido por lesión y promedió unos buenísimos 20 puntos por partido. En total se retiró 3 veces del baloncesto.
  13. Jordan es aficionado a las motocicletas y se le ha podido ver en muchos circuitos de los Grandes Premios del Mundial de Motociclismo.
  14. Su competitividad era visible por la cantidad de “tacos” (trash talk) que profería durante los partidos, que casi igualaba su fanática ética del trabajo y del esfuerzo.

    Trash talking

En definitiva Michael Jordan me marcó y todavía (para mí) no ha habido un jugador de su potencia y determinación. Me hubiera gustado verlo en directo. Me quedo con el recuerdo de aquel partido de la NBA que presencié, desde casi la última fila del estadio, en el que debió estar el mejor deportista de la Historia.