Tag Archives: ebooks

Mi experiencia con el Kindle de Amazon

A mediados del 2012 adquirí el Kindle: el lector de libros electrónicos que comercializa Amazon, a través de Internet. Por tanto, en breve se va a cumplir año y medio desde que lo tengo. La experiencia no ha podido ser más positiva. Normalmente lo llevo conmigo a todas partes, metido en mi mochila, y siempre que me voy de viaje o de excursión lo meto en la maleta. A diario me ha ayudado a aprovechar muchos minutos de parque con las niñas, y es la opción ideal para leer en la cama (imprescindible una funda con iluminación LED, que permite leer en cualquier ubicación oscura).

Fundamental una luz LED para leer en sitios oscuros. El mío la lleva incorporada en la funda.

Fundamental una luz LED para leer en sitios oscuros. El mío la lleva incorporada en la funda.

Me costó varios meses decidir comprarlo, porque no estaba seguro si lo que hacía era añadir un trasto inútil más a mi existencia, y en mi actual actitud minimalista eso era algo que quería evitar a toda costa. Ahora puedo afirmar con rotundidad que el kindle es un avance en el estilo de vida minimalista. He descartado completamente la compra y lectura de libros en papel, con lo cual contribuyo a un modo de consumo más sostenible.

En estos momentos el Kindle y, en general los lectores de libros electrónicos, están poniendo patas arriba el modelo tradicional de las editoriales. Los precios de los ebooks son sensiblemente inferiores a los de papel, y lo que detecto es que hay una comunicación mucho más directa entre autor y lectores. Para autopublicar un libro no hace falta la maquinaria de una gran editorial, ni una distribuidora. Lo que hace falta es tener un libro con un gran contenido que interese a la gente, a un precio razonable. Empiezan a ser comunes las historias de escritores que se han autopublicado y han obtenido grandes éxitos de ventas con el ebook. Pero, al margen de best-sellers, el libro electrónico y la distribución a través de Amazon permite a cualquiera escribir y editar su pequeña obra y darla a conocer entre amigos y conocidos.

Entre las mejores funcionalidades del kindle, está la posibilidad de poder descargar gratuitamente un fragmento de cualquier libro de los comercializados en www.amazon.es. Te dejan descargar la portada, el índice y las primeras hojas del libro. Por lo que he podido ver suele ser un 10% del total del texto, cosa que en libros con muchas páginas puede llegar a ser una porción muy considerable de lectura. Es como poder ojear un libro en la librería, pero sin limitación de obras y con toda la tranquilidad del mundo, en el sofá de casa.

En mi caso particular siempre descargo el fragmento gratuito, y una vez leído decido si merece la pena pagar por la obra entera. A veces ha sucedido que el fragmento inicial ha elevado mis expectativas, y luego el cuerpo de la obra no estaba a la misma altura, pero lo normal ha sido que he podido garantizar que todas las compras que he hecho han acabado siendo satisfactorias.

El kindle tiene además dos funciones operativas que encuentro de gran utilidad: diccionarios incorporados en varios idiomas (con lo que puedes consultar el significado de palabras rápidamente mientras lees), y la capacidad de subrayar texto. El kindle va almacenando todos los fragmentos que vas subrayando y permite después descargarlo en tu ordenador en forma de fichero de texto.

Además también he encontrado la manera de enviar artículos de internet (blogs,  periódicos online, entradas de wikipedia, etc) al kindle, para gozar de su lectura pausada en el momento adecuado. Lo hago a través de una aplicación que se llama Readability. Seguramente hay muchas opciones, y probablemente éste no sea el mejor programa. Pero a mí me sirve y su uso es relativamente sencillo.

Lo mejor del kindle es que, a mi juicio, supone un salto adelante en la facilidad con que podemos acceder a libros y a lecturas de todo tipo. Eso significa que la gente va a leer más y  a adquirir más libros. La gente va a gastar más. A mí me ha pasado. He comprado más libros en este año y medio que en muchísimo tiempo. Prácticamente no me he descargado ningún libro en modo pirata. Demasiado trabajo. También puede que yo, al no ser un lector de best-sellers prototípico, no encuentre en el mercado pirata nada que me llame especialmente la atención.

Por poner un inconveniente, lo único que echo a faltar es una manera más ágil de gestionar y ordenar la biblioteca del kindle por colecciones. Creo que hay algún programa de pago que lo hace, pero quizás debería ser una opción que viniera de serie, o quizás poder hacerlo desde la web de Amazon, registrado debidamente y con una interfaz de uso intuitivo.

Para los curiosos, éstos son los 30 libros que llevo descargados desde la web de Amazon, la gran mayoría pagando. Aunque éstos no son los únicos libros que residen en mi kindle, ya que me he enviado desde el ordenador más textos y libros, obtenidos en lugares alternativos, al margen de Amazon.

Si os interesa saber mi recomendación sobre alguno de estos textos, no tenéis más que dejármelo saber en un comentario.

  1. Camino al decrecimiento desde el minimalismo y la simplicidad voluntaria by Pedro Gil Ruedas
  2. Barefoot in the Heart: Remembering Neem Karoli Baba
    Keshav Das
  3. Do the Work
    Steven Pressfield
  4. Love Yourself Like Your Life Depends On It
    Kamal Ravikant
  5. Wool – Part One
    Hugh Howey
  6. Las sucesiones, donaciones y testamentos en Cataluña: Claves para evitar problemas en una herencia, consejos prácticos para hacer testamentos y pistas para ahorrar impuestos
    Alejandro Ebrat Picart
  7. The Minimalist Way: Stress Less, Live More
    Thomas Hilmersen
  8. El largo camino hacia la libertad. La autobiografía de Nelson Mandela
    Nelson Mandela
  9. Choose Yourself!
    James Altucher
  10. Huerto Sin Esfuerzo
    Joyce Zborower, M. Angelica Brunell S.
  11. Una alternativa liberal para salir de la crisis: Más mercado y menos Estado
    Juan Ramón Rallo
  12. Impossible Country: Journey Through the Last Days of Yugoslavia
    Brian Hall
  13. What Would Jesus Eat?: The Ultimate Program for Eating Well, Feeling Great, and Living Longer
    Don Colbert M.D.
  14. Tales From Rumi: Mathnawi Selections for Young Readers
    Ali Fuat Bilkan
  15. An Autobiography: The Story of My Experiments With Truth
    Mohandas K. Gandhi, Mahadev Desai, Mahadev Desai
  16. Cinco millones de cerdos
    Javier Arriero Retamar
  17. The Macrobiotic Path to Total Health: A Complete Guide to Naturally Preventing and Relieving More Than 200 Chronic Conditions and Disorders
    Michio Kushi, Alex Jack
  18. Macrobiotics For Dummies
    Verne Varona
  19. La dieta del sentido común
    Judith Mestre
  20. Just Like Someone Without Mental Illness Only More So: A Memoir
    Mark Vonnegut Md
  21. Jesus’ Son
    Denis Johnson
  22. How I Sold 1 Million eBooks in 5 Months!
    John Locke
  23. Cuentos para niños
    Luis Coloma
  24. Impuestos. El club de los pringaos (Actualidad (esfera))
    Daniel Montero
  25. How to Create Nonfiction Book Ideas That Sell
    James Thomson
  26. Personal Development for Smart People
    Steve Pavlina
  27. Reflexiones de un emprendedor, para que tu empresa funcione
    Ángel María Herrera
  28. 40 Alternatives to College
    James Altucher
  29. FAQ ME
    James Altucher
  30. The Flinch
    Julien Smith

Tendencias que vendrán de los USA

Los USA son un gran país. Además, la poderosa industria cultural que han logrado exportar a través del cine, la música y la publicidad hacen que sea la nación más conocida y popular del mundo. Levantan pasiones y odios casi por igual. Pero es indudable que son los número uno en creatividad e innovación. Nos guste o no, los americanos van por delante en todo. Ya sea en diseñar teléfonos móviles o en liderar las estadísticas de obesidad infantil.

Una cosa que detecté las dos veces que estuve viviendo allí (ambas durante un curso escolar), es que cualquier fenómeno que sucede y se observa en aquella sociedad, indefectiblemente acaba llegando a nuestro país, un tiempo después. Ese lapso de tiempo antes solía ser más dilatado. Ahora todo va más rápido, el mundo se ha empequeñecido, y las tendencias tardan mucho menos en expandirse por el globo.

Recuerdo, por ejemplo, que en los libros de texto en USA, los del ya lejano año 1985, se estilaba que los ejemplos fueran siempre -o casi siempre- referidos al género femenino. Ya se utilizaba con más frecuencia la partícula femenina en caso de encontrarse el texto en la encrucijada de definir el género del sujeto o del objeto o del complemento. Ejemplo: “the patient should be ready for another dose of medicine, if she wants to feel better“, o “If a patient displays these symptons, inmediately bring her temperature down“. Aunque el castellano, en estos ejemplos, goza de partículas impersonales, tiene la desventaja de tener masculinos y femeninos implícitos en muchos sustantivos. Pasó un tiempo, pero esa tendencia llegó unos años después, y ya todos los políticos (primero) y los medios y resto de personal (después) dicen aquello que me sigue chirriando de “ciudadanos y ciudadanas”.

Voy a hacer un ejercicio de pitoniso y de manera similar voy a enumerar algunas tendencias que (como el lenguaje políticamente correcto en materia de género) creo que acabarán por trasladarse de los EEUU también a nuestra sociedad:

Ebooks

Según pone aquí los ebooks que se venden en USA ya generan más ingresos a las editoriales, que los libros de tapa dura (datos del primer trimestre 2012). Es verdad que todavía se venden más libros de bolsillo que ebooks, pero mientras los primeros bajan un 20% respecto al año anterior, los ebooks suben un 30%. Sólo es cuestión de tiempo antes de que se vendan más libros electrónicos que de papel. Ese cambio ya está sucediendo en USA. No dudéis ni un segundo que pasará aquí también. Yo, de momento, ya tengo un Kindle, que me compré antes del verano.

Libro electrónico

Walking meetings

El mundo laboral corporativo está enfermo. La patología se llama “reunionitis”. Hay varios remedios para aliviar esta grave enfermedad, que es uno de los factores que hacen que aquí tengamos los ratios de productividad tan bajos que últimamente salen a relucir en estudios y columnas periodísticas. Un remedio: reuniones en salas sin sillas. Otro remedio: la técnica Pomodoro (más sobre esto en otro post). Pero lo que se acabará imponiendo son los “walking meetings” que ya se dan en USA. Así matas dos pájaros de un tiro. Te reúnes y a la vez haces algo de ejercicio. Si hay que tomar notas todo el mundo puede hacerlo en su smartphone.

Servicios “pay what you want”

Poner precios a un servicio es una tarea difícil. Puedes tener a gente muy interesada que estaría dispuesta a pagar un precio alto, y gente menos interesada que sólo quiere tu servicio si lo ofreces a un precio bajo. Obviamente los primeros serán menos que los segundos. Una vez has puesto un precio a tu servicio estás “rechazando” a todos aquellos potenciales clientes que hubieran pagado un precio inferior por tu servicio del que tú has decidido. Estoy viendo que en USA una estrategia que empieza a generalizarse (estoy hablando de la prestación de servicios, sobretodo los ofertados por internet, en los que el coste de ofrecerlo a 100 clientes es el mismo que ofrecerlo a 1000) es que el cliente ponga el precio que desee, un precio en el que sienta que obtiene un valor añadido al realizar la compra. Seguramente algún cliente que hubiera aceptado un precio alto, pagará menos, pero a cambio no “pierdes” a ninguno por el camino, y todos los mínimamente interesados acaban siendo clientes, aunque sea a un precio bajo.

Start-ups (autónomos), la solución contra el paro.

Esto, más que una tendencia, es la única alternativa que le queda a los jóvenes. Tanto en USA como en Europa, cuando alguien que está desempleado se da de bruces contra un mercado laboral que no puede absorber más trabajadores, no va a tener más remedio que crearse su propio trabajo. Los americanos están más acostumbrados a esto y allí ahora mismo hay un boom de start-ups, sobre todo en el mundo tecnológico, pero no sólo en ese campo. Aquí nos costará más, pero no va a haber más remedio que ser emprendedor. Eso, o emigrar.

 Car pooling

¿Cuántos coches se ven por la mañana desplazando a una sola persona de su casa a su centro de trabajo? ¿No es eso el mayor de los despilfarros? Una máquina pensada para trasportar a 4 ó 6 personas gastando gasolina y neumáticos, y ocupando vía pública para llevar a un solo individuo. Cada día. Dos veces, y hasta cuatro. El “car pooling” es la manera de compartir esos recursos e intentar optimizar los asientos vacíos de esos coches. Eso, hasta que cambiemos el modelo de ciudad, cosa que todavía no pongo en mi lista de tendencias sociales.

Carril para vehiculos con 2 o más pasajeros

Meditación y retiros zen

Hemos ido muy deprisa. Hemos sido muy competitivos. No ha habido descanso. Se trataba de trabajar mucho, trabajar duro, para poder tener un buen nivel de vida. Pero ¿dónde está la trampa? Si tienes que trabajar tanto, no tienes tiempo para tí ni para los tuyos. Trabajas para pagar a la canguro que esté con tus hijos. Trabajas para comprar alimentos semicocinados porque no tienes tiempo de cocinar, y para externalizar cualquier pequeña tarea que pueda surgir. Quizás es momento de parar. La meditación tiene mucho auge en los USA. La gente está tomando conciencia de las cosas. Lo que ellos llaman “mindfulness“. ¿cómo traducirlo? “Consciencia”, o quizás “atención”.

Personal branding

Las redes sociales significan estar 24 horas al día conversando con los demás. Compartiendo información. Exponiéndote. Vendiéndote. Si lo haces como puro hobby, ahí queda la cosa. Pero, ay, si tienes que vender algo, necesitas una estrategia. O por lo menos es lo que dicen ahora los gurús en USA. Surgen los expertos, los cursos y seminarios como champiñones, que te venden la nueva moto: el “personal branding”. Hacer de tí como individuo una imagen de marca, sobretodo en las redes sociales. Tu perfil de Facebook, tus tuits, tu canal de Youtube, tus presentaciones en Slideshare. Todo está pensado. Eres como una multinacional de 1 sola persona. Tienes que trabajar tu “personal branding”. Eso también nos llega del otro lado del Atlántico.

Elevator networking

El colmo del “networking”. El término procede de EEUU, en donde las empresas tienen oficinas en rascacielos, y los ascensores tardan un rato en subir o en bajar. Entras en el ascensor, y te encuentras a un alto ejecutivo de una empresa que está reclutando gente, o que puede ser un cliente potencial. Como estás creando tu “personal brand” (ver punto anterior) tienes que venderte. En ese momento. Ahí mismo. A tumba abierta. Pero no hay problema, ya hay empresas de Recursos Humanos que te ayudan a prepararte para el networking de ascensor. Un networking de guerrilla. Cómo contar una historia que te venda, que suene creíble, que impacte al interlocutor, y que consiga meterte en un proceso de selección, o que te permita iniciar relaciones comerciales. Todo en 30 segundos. La bomba.

Diarios digitales

En USA ya es una institución el Huffington Post, una web que empezó siendo un blog en 2005, luego un agregador de noticias, y ya casi es un medio de comunicación “mainstream”. Uno de los periódicos digitales más leídos del mundo. Acaba de desembarcar en España hace solo unos meses, participado en parte por un gran grupo de comunicación español. Otro diario digital de gran expansión en nuestro país es El Confidencial, que tampoco se publica en papel. Estos medios de comunicación están cambiando el panorama de la prensa. El modelo tradicional de un periódico que se imprime cada día para contarte las noticias que ya sabes, porque te las ha contado la TV, internet o Twitter, creo que va camino de desaparecer. Van a quedar como instrumentos de entretenimiento en las cafeterías. Adiós a la prensa en papel. Bienvenidos los diarios digitales y los blogs especializados que te explican las noticias y los asuntos en profundidad.

Bigotes

…Y la última. Después de unos años en que han reinado las barbas, un poco a lo neohippie, me atrevo a pronosticar que cada vez habrá más bigotes. Ahora mismo, no hay casi jóvenes que se dejen el bigote. Sólo el bigote. Los bigotes nos invadirán. ;-) Es sólo una especulación, pero…¿alguien se atreve a apostar?