Tag Archives: logros

La renuncia consciente

El crecimiento o desarrollo personal es como una moneda con dos caras.

Una cara es la voluntad de hacer cosas, de acometer proyectos. La otra cara es la renuncia consciente, evitar las distracciones que nos desvíen de nuestros objetivos. Las dos cosas cuestan, porque ante ellas surge siempre una Resistencia.

Esta resistencia siempre surge en ámbitos donde la gratificación instantánea se debe posponer en favor de un crecimiento a largo plazo, o en favor de la salud, o de la integridad personal.

Antes de sentarme a escribir estas líneas he debido tener la voluntad de hacerlo, y además he debido renunciar a echarme en el sofá a ver la TV, o a tomarme un helado de los que sé que están en el congelador. No sé si ir a por uno ahora…Mmmm. No. No. Tengo que acabar esto.

La renuncia consciente es un ejercicio del espíritu que consiste en, teniendo la posibilidad de hacer algo, escoger conscientemente no hacerlo, y aguantar la incomodidad leve o no tan leve que nos causa en ese momento dicha decisión, sabiendo que lo hacemos en aras a un objetivo superior. Ojo, que es muy importante la subordinada “teniendo la posibilidad de hacer algo”. Esto dejaría fuera a los que no se han podido ir de viaje a Nueva York este año, porque no les llegaban los ahorros. En este caso no tenías la posibilidad de hacerlo, por tanto no has renunciado conscientemente al viaje, sino que la realidad te lo ha impuesto.

Una renuncia consciente podría ser renunciar a coger el ascensor cada vez que tengamos que subir al quinto piso, en el que vivimos. Otra renuncia consciente podría ser no beber más coca-colas, sabiendo como sabes que no es más que agua con azúcar y que es malísimo para tu organismo.

Tengo amigos que han renunciado conscientemente a cosas como tener un smartphone con whatssapp, o a hacer listas de la compra cuando van al Mercadona (para ejercitar las neuronas). Yo, desde hace un tiempo vengo renunciando conscientemente a comprarme más libros, dada la cantidad de lectura que tengo atrasada, por no hablar de los cientos de blogs interesantes que se pueden leer cada día en la Red. También hace mucho tiempo, por ejemplo, renuncié conscientemente a tener un segundo coche, aun reconociendo que, en ocasiones, nos podría haber ido bien. Otra renuncia que he practicado a temporadas es la renuncia consciente a consumir carne.

Pashu-sadhu

Él ha renunciado a todo y es un Maestro

Es como una gimnasia del espíritu. Digamos que así como tonificamos los músculos mediante el ejercicio, así la renuncia consciente nos tonifica el espíritu. Nos ayuda a expandir la conciencia y nos mantiene enfocados en lo que queremos.

Este concepto de renuncia consciente es muy potente. Automáticamente te hace dueño de tu destino, aunque sea por omisión. Si eres capaz de renunciar a un placer o a una licencia, por pequeña que sea, eres capaz de apartar las ramas del sendero de cualquier proyecto.

También creo que es fundamental transmitirlo a nuestros hijos, en una época en que tienen de todo, en la que pueden ir pasando sus días sin hacer nunca ningún sacrificio, ninguna renuncia. Yo, intento (no siempre lo consigo) renunciar conscientemente a concederles todo lo que piden.

En los últimos tiempos…¿has renunciado tú conscientemente a algo?

Lo que he aprendido

Hoy 16 de mayo es mi cumpleaños. Cumplo 41. Hace ahora 1 año que empecé con este blog, sin una idea clara de hacia dónde quería ir. Y aquí sigo, todavía sin una idea clara. Pero forzándome a publicar una nueva entrada cada semana. Espero no abandonar ahora ;-).

Mientras tanto, el mundo parece que se hunde. Grecia parece que está a punto de dejar el euro. La gente indignada con el tema Bankia. La Generalitat recorta 1500 millones. Andalucía recorta 2500 millones. Todo el mundo hablando de corralitos. De irse del país. De que la juventud no tiene futuro aquí. De que las ciudades se están quedando sin tiendas ni negocios. ¿estará llegando el apocalipsis? Ya reflexioné sobre ello aquí.

Las celebraciones nunca han sido mi fuerte. No me gustan. Pero sí creo que son fechas para hacer balance. Aquí os dejo lo que he aprendido en el último año. Por si a alguien le sirve o por si reflexionáis sobre lo mismo.  Voy a poner los títulos en inglés, que queda como más importante:

  1. Rise up early. Cuánto más pronto te levantas, más consigues. Hace tiempo que intento levantarme a las 6. No siempre lo consigo.  Pero tengo un rato a solas para leer, o escribir estas líneas, o hacer algo de trabajo, o salir a que me dé el aire. Para ello es importante no quedarte viendo la tele por la noche apoltronado en el sofá como una alcachofa. He aquí un gran intercambio. Os entrego de buen grado el zapeo por la noche a cambio de quietud por la mañana.

    A quien m... Dios le ayuda

  2. Disconnect. Saber desconectar. Las nuevas tecnologías de la comunicación y las redes sociales nos han abducido en una especie de vorágine online, de la que es difícil salir. En otra entrada de este blog lo llamé “la rueda“. Hay que ser consciente de ello, y no dejarnos atrapar. Hay que saber utilizarlo. Y saber que la vida auténtica está off-line.
  3. Be alone. Hay que buscar momentos para estar solo. También hay que buscar momentos para estar sólo con cada uno de los hijos. Cuando estamos con las dos niñas, parece que hay un guirigay. Las dos buscan la atención de sus padres. A veces creo que compiten por ello. Intento buscar momentos para estar solo con cada una de ellas. La pequeña todavía es pequeña, pero pronto podré mantener con ella una conversación coherente, y nos divertiremos.
  4. Care for what you eat. Ya son más de 40. La máquina está deteriorada. Después de las pachangas de baloncesto, me lleva dos días recuperarme de los golpes. Ya no se le puede echar al cuerpo cualquier cosa indiscriminadamente. Hay que cuidarlo. Fuera la bollería industrial, las bebidas gaseosas, el azúcar indiscriminado, las patatas de bolsa, el fuet a discreción. Más lechuga, y menos pechuga.
  5. Exercise. Hay que obligarse a hacer ejercicio regularmente. Es duro. Es más atractivo quedarse sentado en el sillón. Pero es una inversión de futuro. Lamentablemente el estilo de vida actual es de un sedentarismo peligroso. Nos levantamos. Muchos cogen el coche. Sentados todo el día frente a un ordenador. Para, al caer la tarde, llegar a casa y tirarnos en el sofá a evadirnos de la realidad con el mando a distancia. Al día siguiente más de lo mismo. No hay que ser muy sagaz para ver que la atrofia muscular de este tipo de vida va a ser de órdago. Yo me obligo a salir a correr. Da palo. Pero la alternativa da miedo.
  6. Goal setting. La importancia de establecer objetivos. Esto es algo en lo que he trabajado más últimamente. Hay que tener objetivos. Y hay que mantenerlos visibles. Revisarlos cada poco. Igual que el marinero que cada poco revisa el rumbo con sus cartas de navegación. Sino, iremos a la deriva. Los objetivos deben ser medibles, alcanzables, y con fecha de caducidad.
  7. Little is enough. Una vez tenemos objetivos, y los revisamos, los cuidamos y los mimamos. Nos dedicamos a ellos. Les damos cariño. Quiero escribir un blog. Quiero mantenerme en forma. Quiero leer un libro por semana. Cualquier avance diario es bueno. Pero ni un día sin avanzar.
  8. I need nothing. Así como voy trabajando en mis objetivos, voy rindiéndome ante las expectativas. Quiero vivir sin expectativas. Se me acaba de ocurrir una fórmula:
      • Éxito = Logro / Expectativa.

Seguramente no se me ha ocurrido. Creo que la debo haber leído en algún sitio. En fin…supongo que los 41 llevan aparejada una cierta pérdida de memoria. ;-). Fijáos, si las expectativas son cero, ya has llegado al éxito.

9. Focus. Centrarse. Olvidarse de todo, excepto del presente, de lo que estés haciendo, o de lo que NO estés haciendo. Olvida el móvil. Olvida los mensajes que esperan en la bandeja de entrada. Olvida la reunión de mañana. Si estás en el parque con tus niñas, estás con tus niñas en el parque. Si estás conversando con alguien, préstale el 100% de tu atención. Cierra tus sentidos al resto. Yo lo intento.

Finalmente, como hoy es mi cumpleaños, os dejo un regalo: es un pequeño manifiesto denominado “FOCUS – Un manifiesto por la simplicidad en la edad de la distracción“, escrito por Leo Babauta. Pincha aquí si te lo quieres bajar en pdf traducido al español.