Tag Archives: millones

Convertirse en millonario

Voy a imaginarme ahora una cosa sobre la que todos habréis fantaseado en un momento u otro. No, no es una noche loca con Pamela Anderson. Me refiero a qué haría si me tocara la Lotería. Creo que ahora el gordo de la Lotería de Navidad son 300.000 euros. Espera, este año serán 400.000 euros. Lo pone aquí.

Con eso no hay ni para retirarse, así que voy a ir a lo grande, sí señor, la casa por la ventana, y me voy a imagirnar que, por una suerte extraña, me toca el euromillón. Obviemos ahora que, aunque comprara el billete, la probabilidad de que me tocara sería más baja que la posibilidad que me partiera un rayo. Las cifras son las siguientes:

  • Probabilidad de que me parta un rayo caminando por la calle: 1 entre 3.000.000
  • Probabilidad de que me toque la Primitiva: 1 entre 14.000.000
  • Probabilidad de que me toque el Euromillón: 1 de 76.275.360

Es más fácil que te caiga uno en la cabeza que ganar el Euromillón

Si me tocaran 10 millones de euros en la Lotería haría lo siguiente con el dinero (listado sin un orden particular de preferencia):

1.- Saldar deudas.

2.- Viajar.

3.- Comprar una gran casa con piscina.

4.- Cambiar de coche.

5.- Comprar una moto nueva.

6.- Hacer regalos.

7.- Comprar un Mac.

8.- Comprar una barquita.

9.- Invertir.

10.- Ahorrar.

11.- Montar una empresa (sin agobios).

¿Qué? No soy ningún sibarita, eh? Fijaos que, quitando algunos “caprichos” que el dinero permite adquirir (hay cuatro puntos que empiezan por la palabra “comprar”), el dinero es, ante todo, la posibilidad de hacer lo que queramos con nuestro tiempo. En definitiva ser rico es comprar tiempo. Ser capaz de ocupar tus horas en aquello que deseas. Ya no hay la necesidad de vender nuestro tiempo a equis euros la hora.

Podemos pasar directamente a la casilla del vivir, sin pasar por la casilla del trabajar.

En esa nueva vida, la vida de un millonario, hay tiempo cada dia para:

1.- Mantenerse en forma. El cuerpo nos tiene que durar unos cuantos años más, y tenemos que sentirnos bien, y ser capaces de hacer cosas: subir una montaña, nadar en el mar, jugar a padel. Con 30 minutos diarios de ejercicio moderado basta.

2.- Leer y ser creativos. Yo tengo un listado de libros por leer en el que siempre voy retrasado, si fuera rico seguro que me pondría al día. A lo mejor pintaría libros, o probaría a componer una canción y colgarla en youtube, como hacen los adolescentes.

3.- Disfrutar de pequeños placeres, como caminar en invierno por la playa desierta a las 12 de la mañana, o salir de excursión en un día laborable, o ir a esquiar cuando queramos, o a bucear , o salir en bici, o ir a hacer rafting con amigos.

4.- Aprender cosas nuevas. Apuntarse a un curso de cocina para novatos, clases de japonés, clases de guitarra, aprender a programar, ikebana, apuntarte al club de fotografía de tu ciudad, ese curso de paleontologia que siempre quisiste hacer, o lo que quieras.

5.- Pasar buenos ratos con amigos, o en familia. O a lo mejor conociendo gente nueva, si nos apetece. O llamando a amigos con los que hace años que no hablamos.

6.- Ayudar a los demás. Apuntarse a una ONG. Ser voluntario. Aportar valor a la sociedad ayudando en aquello en lo que uno sea bueno. Imagínate que tuvieras todo el día para ayudar a amigos que tienen problemas, ¿no lo harías?. Los ricos también necesitan sentirse útiles.

Sinceramente, no se me ocurren muchas más cosas que me gustaría hacer con mi tiempo si tuviera todo el dinero del mundo. ¿Se os ocurre algo? Dejádmelo en los comentarios. A lo mejor resulta que no hace falta que me toque la lotería para llevar una vida de millonario.

Un millonario

 

Hace justo un año

Este es un artículo que escribí prácticamente hace justo un año. Se lo envié a algunos amigos, e incluso lo envié al Diari de Tarragona. Me dijeron que lo acortara a unas 500 palabras. Como era totalmente inviable, les agradecí la respuesta y lo dejé durmiendo en mi disco duro. Aquí va.

LAS MAGNITUDES

Estoy hecho un lío. Últimamente el baile de cifras en las noticias a cuenta de déficits públicos, bajadas de sueldos, congelación de pensiones, aumento de impuestos, y en general nuevas medidas económicas adoptadas casi a diario, es tan grande, que necesito ponerlo todo en perspectiva.

He navegado un poco por internet para recopilar las principales magnitudes, y aunque la red no es la más rigurosa fuente en la que uno puede documentarse, creo que es suficiente para que uno se haga una mínima composición de lugar.

Puesto que las cifras que dan los medios son siempre en millones de euros, vaya por delante una breve reflexión sobre cuánto es un millón de euros. Sí, todos sabemos que son unos 166 millones de las antiguas pesetas. Pero…¿para cuánto da un millón de euros? Con un millón de euros se pagaría el sueldo anual de 25 personas que cobraran 40.000 euros, sin contar el coste de Seguridad Social. Con un millón de euros se podría pagar una mensualidad de 600 euros durante 1 año entero a 138 personas. También se podrían comprar unos 50.000 libros para poner en la estantería de alguna biblioteca pública. O se podría sufragar el coste de un comedor público de beneficencia para 100 personas durante más de dos años y medio.

Para acostumbrar a mi cerebro a las cifras en millones de euros, a los que a partir de este punto me paso a referir como MDE, he averiguado varias magnitudes que podrían resultarme familiares. Por ejemplo, el presupuesto anual del Barça de esta temporada 2009-2010 ha sido de unos 405 MDE. Los gastos del presupuesto anual de una ciudad pequeña como Tarragona ascienden a 173 MDE (sin organismos autónomos ni empresas municipales) . Los Presupuestos Generales del Estado de 2010 se aprobaron con una previsión de gasto total de unos 350.000 MDE, de los que 23.200 MDE van a pagar la Deuda Pública. El gasto en personal de todas las Administraciones del Estado ascendió durante el año 2009 a 124.285 MDE (para unos 2.659.000 funcionarios). Otra cifra: El beneficio neto declarado por Repsol en 2009 fue de 1.559 MDE. Y la última: cada mes se paga a los 8,6 millones de pensionistas en España un importe total de 6.700 MDE.

 

Una vez puesta nuestra mente en perspectiva numérica veamos qué magnitud tienen los recortes anunciados el pasado miércoles 12 de mayo por el Presidente Zapatero, fruto del déficit galopante de las cuentas públicas.

 

Nuestro presidente pretende ahora ahorrar 15.000 MDE entre lo que queda de 2010 y el 2011. Este ahorro ha de provenir de varias medidas. En primer lugar, de la bajada en la remuneración a los funcionarios en un 5% de media. Traducido a MDE el ahorro será de 2.400 MDE en lo que queda de 2010 y de unos 4.500 MDE en 2011. En segundo lugar, de la congelación de las pensiones para el 2011, otros 1.500 MDE de ahorro. En 2010 no hay modificaciones. En tercer lugar, se recorta la inversión pública del Estado en un importe de 6.045 MDE en conjunto para los años 2010 y 2011. En último lugar, se toman otras medidas menores, entre las que destaca la disminución de las ayudas en cooperación internacional, o reducción del gasto en medicamentos que aún están bajo patente. Total ahorrado a finales de 2011: unos 600 MDE.

 

En efecto, sumando las cifras obtengo aproximadamente los 15.000 MDE de recorte. Muy bien. Hasta aquí de acuerdo. Hay que apretarse el cinturón. Vale. Nos apretamos el cinturón.

 

Lo que pasa es que todavía tengo en la memoria medidas recientísimas emprendidas por este mismo Gobierno, en la dirección contraria, es decir, en la dirección del gasto público, que, en teoría, debía incentivar el empleo y la demanda, y además de paso cambiar el “modelo productivo” del país.

 

Como también me bailaban los números he seguido explotando las posibilidades de Google para ver exactamente cuánto nos hemos gastado en los últimos tiempos medido en MDE. Éstos son los resultados:

 

  1. Promesa electoral de deducción de 400 euros en el IRPF para los asalariados, autónomos y pensionistas, que ha estado en vigor durante los ejercicios 2008 y 2009 (ya suprimido para 2010 excepto para las rentas muy bajas). En el año 2008 significó un gasto adicional de 4.300 MDE, y en 2009 otros 5.700 MDE. En total, 10.000 MDE.
  2. Cheque-bebé de 2.500 euros por nacimiento: Esta ayuda se pudo cobrar por nacimientos a partir de julio de 2007 y las cifras que se gastó el Estado han sido: 400 MDE en 2007 (160.000 nacimientos), 1.233 MDE en 2008 (490.000 nacimientos), 1.100 MDE en 2009 (450.000 nacimientos), y en 2010 no dispongo de cifras, pero vamos a suponer siendo cautos que afecta a 400.000 nacimientos, lo que costaría 1.000 MDE adicionales. Ello nos deja un coste total del cheque-bebé de 3.733 MDE.
  3. Fondo Estatal de Inversión Local, o FEIL, también conocido como Plan Zapatero “para la rehabilitación de parques y jardines”, con polémica incluida sobre el coste de los carteles anunciadores. A las ayudas provenientes de este fondo podían optar los Ayuntamientos, que se lanzaron en tromba a presentar proyectos (casi 31.000 en esa primera convocatoria), muchos de ellos pensados in extremis para arrancar algo de dinero, sin atender demasiado a la necesidad real de las obras. Según la web del Ministerio de Política Territorial el Fondo costó 8.000 MDE. Gracias al FEIL se ha hecho en Tarragona el nuevo Parc de les Granotes y se han ejecutado reformas en el entorno del Anfiteatro romano.
  4. La continuación del FEIL ha sido el Fondo Estatal para el Empleo y la Sostenibilidad Local, aprobado en octubre de 2009, para “proyectos de desarrollo sostenible relacionados con el medioambiente, la innovación económica y las iniciativas sociales”, ejecutados a partir del 1 de enero de 2010. Coste del fondo: 5.000 MDE. A raíz de esta convocatoria se ha llevado a cabo la rehabilitación de la Tabacalera y del Hogar del Jubilado de Sant Pere i Sant Pau.
  5. La ayuda de 420 euros, durante 6 meses, a los parados a los que se les hubiese acabado la prestación por desempleo. Esta medida entra en vigor inicialmente en agosto de 2009, afectando a 340.000 beneficiarios y costando 642 MDE, para posteriormente ampliarse con efectos retroactivos a enero de 2009, con un coste adicional de 700 MDE. Desconozco el coste de esta ayuda para las arcas del Estado en 2010, aunque no es difícil pensar que como mínimo vaya a ser la misma que en 2009 dado que el nivel de desempleo no es inferior. Resumiendo, 1342 MDE para 2009 y una cifra similar estimada para 2010. En total 2.600 MDE, por retener una cifra.

 

Seguro que me dejo cosas, ya que la mayoría de estas medidas de gasto se pusieron juntitas con un lazo en un paquete de medidas que hicieron un bonito ejercicio de márketing que se bautizó como Plan E (Plan Español para el Estímulo de la Economía y el Empleo, o algo así todo con e’s), que según su web oficial (www.plane.gob.es) contiene más de 100 medidas, o sea que me quedan muchísimas, entre las que enumero al vuelo planes renove para coches, bombillas de bajo consumo gratis para todos, eliminación del Impuesto de Patrimonio (otros 1.800 MDE), etc.

 

Si me ciño a las medidas que he cuantificado, sumando me salen: 10.000 MDE de la deducción en el IRPF, más 3.700 MDE del cheque-bebé, más 13.000 MDE de los dos planes de inversion local, más 2.600 MDE de la prórroga del subsidio de desempleo, total: ¡ 29.300 MDE !

 

O sea, los 15.000 MDE que nos queremos ahorrar ahora en 2 años, y ¡me sobran casi otros 15.000! No es posible. A ver…¿alguien cree que el país estaría mucho peor de no haber puesto en marcha alguna de estas 5 medidas?. Hombre, igual la Tabacalara seguiría empantanada y el Parc de les Granotes estaría como antes, pero yo creo que podríamos haber prescindido perfectamente de todo ese dispendio a cambio de no hacer el ridículo como lo estamos haciendo en estos momentos. Este ridículo no es mera imagen. Significa un coste extra importantísimo en intereses (muchos MDE) a la hora de que el Estado español coloque su deuda en los mercados internacionales por el mero hecho de ser identificada con una economía periférica con riesgo similar al de Grecia.

 

Además, en mi viaje cibernético para recabar las cifras me encuentro un estudio en el que se cifra en otros 28.000 MDE los subsidios pagados para el fomento de las energías renovables, en el periodo 2000-2008. Y ya esto me termina de alucinar. Mejor lo dejo aquí.

 

Un amigo me la ha manifestado estos días de manera clara: “Ahora ya sabemos que los cheques-bebé que nos dijeron que nos podíamos permitir, eran parte del sueldo de los funcionarios públicos, o que los 400 euros que nos regalaron aquella vez porque parecía que sobresalían de las arcas, eran en realidad parte de la pensión de nuestros padres”.

 

Todo ello, por las decisiones de un gobierno, que teniendo todos los recursos y mecanismos para el análisis, y el asesoramiento de un regimiento de presuntos expertos, parece que se haya plegado a los designios arbitrarios de un solo señor, que igual que ayer dijo blanco hoy dice negro.

 

Rolando Latorre

1-6-2010