Tag Archives: sentido de la vida

El sentido de la vida

Hace poco cenamos un grupo de amigos en un restaurante. La conversación iba saltando de un tema a otro, hasta que -no sé bien cómo- empezamos a hablar de Dios. ¿Qué es Dios? ¿Existe Dios? ¿Cómo explicamos el concepto Dios a nuestros hijos? ¿Sómos los únicos seres que entendemos el concepto Dios porque somos los únicos en ser conscientes de que algún día moriremos? ¿Qué nos espera después de la muerte? Entonces un amigo lo espetó a bocajarro: “Y…entonces ¿cuál es el sentido de la vida?“.

He aquí una historia real, como habrá muchas otras, que puede ayudar a contestar esa pregunta:

“Finales de los sesenta. Dos americanos conducen por las cordilleras del Himalaya en busca de un gurú, Neem Karoli Baba. La noche se les echa encima y deciden parar. Uno de ellos, Richard Alpert,  doctor en Psicología, contempla las estrellas antes de acostarse y piensa en su madre, fallecida unos meses antes.

A la mañana siguiente reanudan el viaje, y al cabo de unas horas llegan a un templo, en el que vive el gurú. El otro americano se postra en el suelo y en señal de respeto le toca los pies al gurú. Richard Alpert permanece de pie, con las manos en los bolsillos, todavía receloso. Él no piensa arrastrarse ni tocarle los pies al gurú. Hay un momento de silencio. De repente Neem Karoli Baba le dice a Alpert: “Ayer pensaste en tu madre. Está bien”. El corazón del americano se ablanda, y empieza su conversión.

Richard Alpert se convirtió en aquella época en “Ram Dass“, el nuevo nombre que le dio Neem Karoli Baba, también conocido como Maharajji. “Ram” significa Dios. “Dass” significa sirviente.

Ram Dass

Ram Dass

Ram Dass ha dedicado desde entonces su vida a hablar de espiritualidad y de conciencia. Pasó de ser un profesor de psicología en Harvard interesado en los efectos de las drogas psicodélicas en el comportamiento humano y en la expansión de la mente (él y Timothy Leary, también profesor en Harvard, fueron expulsados por sus experimentos con el LSD) a ser un líder espiritual contemporáneo.

Escribió el popular libro “Be here now“, la biblia de muchos hippies, y semilla de todo el movimiento que después ha venido de libros New Age y de autoayuda.

Pero volvamos a los pies de las montañas del Himalaya, donde Maharajji era entonces el gurú, y un puñado de americanos peregrinaban a finales de los 60 e inicios de los 70 para conocerle, y encontrar la manera de expandir sus conciencias sin necesidad de recurrir a sustancias psicotrópicas.

Maharajji lo sabía todo sobre todo el mundo, y no quería nada de nadie. Aparentemente era un sabio desde ya la tierna edad de 17 años. No dejó nada escrito, ni tuvo ningún cargo público. Era un sadhu (un santón) que andaba descalzo de templo en templo y cuya única posesión era un cuenco de barro en el que comía y con el que pedía limosna, y una manta a cuadros para refugiarse del frío. Si tenía que viajar, simplemente caminaba. Si podía coger un tren, lo cogía, sino seguía a pie. Sus enseñanzas las impartía conversando en grupos pequeños, o individualmente. Y nunca le dijo a nadie qué tenía qué hacer. Maharajji dejaba que sus seguidores llegaran a sus propias conclusiones en referencia a lo espiritual, haciendo preguntas y comentarios. No está en la naturaleza del Hombre el cambiar sus opiniones morales o su ética en un momento, como quien enciende un interruptor de la luz. Él plantaba una semilla que iba germinando poco a poco, a lo largo del tiempo. Un cambio genuino y de corazón que le permitía al devoto seguir el camino correcto como si lo hubiera escogido él.

Son centenares las personas que dicen que recibieron de él un Amor infinito, y de esa manera tan sutil, la respuesta precisa que necesitaban en aquellos momentos de búsqueda. Muchas historias de Maharajji las he podido leer en este libro, “Barefoot in the heart“, que recoje historias de aquellos que trataron con él, hasta su muerte en 1973.

Sus devotos seguidores le intentaban agasajar con regalos o con favores. Pero no quería regalos, y no podías hacer nada por él. Lo único que quería era que la gente fuera libre, feliz y se quisieran unos a otros.

Neem Karoli Baba, aka  "Maharajji"

Neem Karoli Baba, aka as Maharajji

Un día Ram Dass se acercó a Maharajji y le preguntó: “Maestro, ¿cuál es el sentido de la vida?” Maharajji le dijo : “Serve people, feed people“.

Los que fueron buscando una respuesta tan lejos de sus hogares resulta que hallaron a un ser magnífico y brillante, que les decía que el sentido de la vida es Amar y Ayudar a los demás.”

Por lo que me han explicado, es lo mismo que también predicaba otro santón que se paseaba con una túnica y su barba por los desiertos de Galilea y Judea.

——

Más información para quien esté interesado: