Tag Archives: USA

8 cosas que he aprendido de Benjamin Franklin

Benjamin Franklin no sólo es considerado uno de los padres de la nación americana. Fue una persona increíble, con intereses múltiples, que amasó una fortuna desde unos orígenes de lo más humildes, ocupó cargos importantes en la Administración americana (entonces colonias del Rey de Inglaterra), inventor de varios artilugios, soldado sobrevenido a cargo de varios fuertes en la frontera con los indios, y pionero de la ciencia,  en especial avanzando en la comprensión, por aquellos días muy limitada, de qué es y cómo se comporta la electricidad.

La lectura de su autobiografía, escrita en varios tramos a lo largo de su vida, aunque incompleta (murió antes de acabarla) debería ser obligatoria en todos los colegios del mundo. Franklin, además de todos los logros que alcanzó en el mundo de la ciencia y la política, dedicó atención a escribir sobre el desarrollo y la superación personales. Las fórmulas que cualquiera puede aplicar a su vida para lograr aquello que se proponga.

ben franklin 100 dollar bill

Franklin: el tipo que sale en los billetes de 100 dólares

Después de leerla, medio en inglés, medio en español, éstas son las cosas que he aprendido de Benjamin Franklin:

La importancia de la oratoria. Ya de jovencito Franklin describe cómo se reunía con otros tres amigos, y leían juntos, y se recitaban poemas y discursos. Él no se sentía el más dotado de los cuatro, ni mucho menos, y de hecho, dice que al principio tuvo que esforzarse para mejorar su estilo y su manera de comunicarse. Lo importante es que se dio cuenta pronto de sus carencias y trabajó para mejorarlas. Ello le sirvió para toda la vida, pues en innumerables ocasiones debió de dar discursos y expresarse en público.

Cuando no existe nada, existe la posibilidad de crear. El joven Benjamin era un gran aficionado a la lectura. En un momento dado cae en sus manos un libro venido de Europa sobre natación. En aquellos tiempos prácticamente nadie sabía nadar. El libro trae unos grabados con posturas para flotar y para desplazarse en el agua. Estamos hablando de inicios del siglo XVIII. Él se autoenseña a nadar, y no contento con eso, deja unos dibujos en los que añade posturas y estilos de natación que él crea. En otro momento de su autobiografía menciona que, en una época en que tenía algo de tiempo libre, un hombre rico le propone que enseñe a nadar a sus dos hijos. El encargo lo realiza con tal nivel de solvencia que escribe que pensó en abrir una academia para enseñar a nadar a la gente. Finalmente decide seguir otros pasos, y ello le lleva a convertirse en uno de los impresores de más exito de América.

El poder de la Virtud. Franklin es el primer “coach” de la Historia. Un avanzado a su tiempo que se dio cuenta del enorme poder de la disciplina personal. Reflexionó sobre sus comportamientos y su vida, ya a una edad temprana, y describe en su autobiografía cómo decidió que el comportamiento humano podía clasificarse con arreglo a 13 virtudes que era necesario desarrollar de manera cotidiana. Las enumero en el orden en que lo hace Franklin: Templanza, Silencio, Orden, Resolución, Frugalidad, Industriosidad, Sinceridad, Justicia, Moderación, Limpieza, Tranquilidad, Castidad, y Humildad. Franklin hace una tabla en su cuaderno enumerando cada una de estas virtudes, y dedica un tiempo consciente (una semana) a mejorar en cada una de ellas, anotando cuidadosamente cada día en qué consideraba que había fallado o aspectos en que podía mejorar. Dedicado a este proyecto durante un año podía dedicar 4 semanas a cada una de dichas virtudes. Franklin además explica cómo empieza sus días con una pequeña oración pidiéndole a Dios que le ayude en la consecución de la Virtud y al final de cada jornada dedica unos minutos a evaluar cómo se ha comportado durante el día.

autobiography franklin

Pensamiento crítico. Franklin estudió el fenómeno de la electricidad en una sociedad que pensaba que los rayos de las tormentas eran castigos divinos sobre las personas que no habían obrado de acuerdo a las Escrituras. Cuando inventa el pararrayos, medida que salvó de la destrucción a innumerables edificios y navíos de la época, se alzan voces en la Iglesia que piden que no se propague la instalación de dichos artilugios. Franklin rápidamente acalla dichas críticas con una palmaria reflexión: “si los rayos los envía Dios por alguna razón, ¿no es tan legítimo protegernos de ellos como protegernos del frío, que también es una creación divina, con ropa de abrigo?”.

Si no sabes nada, pon sentido común. Una cosa que yo no sabía es que a Franklin lo pusieron al mando de un destacamento de soldados, y durante unos meses tuvo que liderarlos en la construcción de unos fuertes y en la resistencia frente a ataques enemigos (en el libro habla de indios). Él reconoce que no tiene ni idea de las artes castrenses, y de hecho anhela que enseguida le vengan a relevar en su puesto, pero durante los pocos meses que se mantiene al frente de sus soldados logra que la vida militar de sus subordinados funcione como un reloj. Tratando a todos con respeto y con coherencia logra ser un jefe respetado por todos.

Dale el mérito a los demás. En varias ocasiones describe cómo, para cualquier iniciativa que se le ocurría, siempre la ponía en marcha como si la idea se le hubiera ocurrido a otro, o a un grupo de personas entre las cuales él era uno más. Menciona que en muchas ocasiones eso le fue muy bien, ya que Franklin era consciente de los vicios humanos, y cómo los egos se interponen a los proyectos. De esta manera puso en marcha un proyecto que acabó resultando en la creación de la red de bibliotecas públicas en América, u otro mediante el cual logra que los vecinos de Filadelfia paguen una pequeña aportación para sufragar un servicio de limpieza público de las calles.

El famoso experimento con la cometa atada a una llave. Franklin y su hijo.

El famoso experimento con la cometa atada a una llave. Franklin y su hijo.

Leaders are readers. En época de Franklin había muy pocos libros. Pensemos que él se inicia en su vida laboral (a la edad de 12 años) como aprendiz en una imprenta. Es consciente que los libros nos permiten vivir experiencias a las que no tendríamos acceso de otra manera. La lectura permite vivir más vidas, además de la propia. Devora todos los libros que caen en sus manos, y además constantemente está estableciendo conexiones con personas como él, amantes de la lectura. Podríamos decir que establece una telaraña de contactos con gente que -como él- muestran curiosidad y un deseo insaciable de aprender. Son los más preparados de su época. Por tanto, podríamos decir que, a través de la lectura, accede también a su propio y muy útil “networking”.

Tú forjas tu destino. Tú eliges. Tú tienes la responsabilidad de hacer lo que desees con tu vida. Franklin inicia su vida como el décimo hijo de una familia con pocos recursos y únicamente en base a sus decisiones diarias acaba convirtiéndose en una de las personas más ricas y admiradas de su país. Franklin mantiene que las pequeñas decisiones diarias son las que forjan tu destino. Los logros no resultan de grandes y puntuales acciones en la vida, sino de las pequeñas elecciones que hacemos a diario.

Franklin también inventó un instrumento: la armónica de cristal

Franklin también inventó un instrumento: la armónica de cristal

Tendencias que vendrán de los USA

Los USA son un gran país. Además, la poderosa industria cultural que han logrado exportar a través del cine, la música y la publicidad hacen que sea la nación más conocida y popular del mundo. Levantan pasiones y odios casi por igual. Pero es indudable que son los número uno en creatividad e innovación. Nos guste o no, los americanos van por delante en todo. Ya sea en diseñar teléfonos móviles o en liderar las estadísticas de obesidad infantil.

Una cosa que detecté las dos veces que estuve viviendo allí (ambas durante un curso escolar), es que cualquier fenómeno que sucede y se observa en aquella sociedad, indefectiblemente acaba llegando a nuestro país, un tiempo después. Ese lapso de tiempo antes solía ser más dilatado. Ahora todo va más rápido, el mundo se ha empequeñecido, y las tendencias tardan mucho menos en expandirse por el globo.

Recuerdo, por ejemplo, que en los libros de texto en USA, los del ya lejano año 1985, se estilaba que los ejemplos fueran siempre -o casi siempre- referidos al género femenino. Ya se utilizaba con más frecuencia la partícula femenina en caso de encontrarse el texto en la encrucijada de definir el género del sujeto o del objeto o del complemento. Ejemplo: “the patient should be ready for another dose of medicine, if she wants to feel better“, o “If a patient displays these symptons, inmediately bring her temperature down“. Aunque el castellano, en estos ejemplos, goza de partículas impersonales, tiene la desventaja de tener masculinos y femeninos implícitos en muchos sustantivos. Pasó un tiempo, pero esa tendencia llegó unos años después, y ya todos los políticos (primero) y los medios y resto de personal (después) dicen aquello que me sigue chirriando de “ciudadanos y ciudadanas”.

Voy a hacer un ejercicio de pitoniso y de manera similar voy a enumerar algunas tendencias que (como el lenguaje políticamente correcto en materia de género) creo que acabarán por trasladarse de los EEUU también a nuestra sociedad:

Ebooks

Según pone aquí los ebooks que se venden en USA ya generan más ingresos a las editoriales, que los libros de tapa dura (datos del primer trimestre 2012). Es verdad que todavía se venden más libros de bolsillo que ebooks, pero mientras los primeros bajan un 20% respecto al año anterior, los ebooks suben un 30%. Sólo es cuestión de tiempo antes de que se vendan más libros electrónicos que de papel. Ese cambio ya está sucediendo en USA. No dudéis ni un segundo que pasará aquí también. Yo, de momento, ya tengo un Kindle, que me compré antes del verano.

Libro electrónico

Walking meetings

El mundo laboral corporativo está enfermo. La patología se llama “reunionitis”. Hay varios remedios para aliviar esta grave enfermedad, que es uno de los factores que hacen que aquí tengamos los ratios de productividad tan bajos que últimamente salen a relucir en estudios y columnas periodísticas. Un remedio: reuniones en salas sin sillas. Otro remedio: la técnica Pomodoro (más sobre esto en otro post). Pero lo que se acabará imponiendo son los “walking meetings” que ya se dan en USA. Así matas dos pájaros de un tiro. Te reúnes y a la vez haces algo de ejercicio. Si hay que tomar notas todo el mundo puede hacerlo en su smartphone.

Servicios “pay what you want”

Poner precios a un servicio es una tarea difícil. Puedes tener a gente muy interesada que estaría dispuesta a pagar un precio alto, y gente menos interesada que sólo quiere tu servicio si lo ofreces a un precio bajo. Obviamente los primeros serán menos que los segundos. Una vez has puesto un precio a tu servicio estás “rechazando” a todos aquellos potenciales clientes que hubieran pagado un precio inferior por tu servicio del que tú has decidido. Estoy viendo que en USA una estrategia que empieza a generalizarse (estoy hablando de la prestación de servicios, sobretodo los ofertados por internet, en los que el coste de ofrecerlo a 100 clientes es el mismo que ofrecerlo a 1000) es que el cliente ponga el precio que desee, un precio en el que sienta que obtiene un valor añadido al realizar la compra. Seguramente algún cliente que hubiera aceptado un precio alto, pagará menos, pero a cambio no “pierdes” a ninguno por el camino, y todos los mínimamente interesados acaban siendo clientes, aunque sea a un precio bajo.

Start-ups (autónomos), la solución contra el paro.

Esto, más que una tendencia, es la única alternativa que le queda a los jóvenes. Tanto en USA como en Europa, cuando alguien que está desempleado se da de bruces contra un mercado laboral que no puede absorber más trabajadores, no va a tener más remedio que crearse su propio trabajo. Los americanos están más acostumbrados a esto y allí ahora mismo hay un boom de start-ups, sobre todo en el mundo tecnológico, pero no sólo en ese campo. Aquí nos costará más, pero no va a haber más remedio que ser emprendedor. Eso, o emigrar.

 Car pooling

¿Cuántos coches se ven por la mañana desplazando a una sola persona de su casa a su centro de trabajo? ¿No es eso el mayor de los despilfarros? Una máquina pensada para trasportar a 4 ó 6 personas gastando gasolina y neumáticos, y ocupando vía pública para llevar a un solo individuo. Cada día. Dos veces, y hasta cuatro. El “car pooling” es la manera de compartir esos recursos e intentar optimizar los asientos vacíos de esos coches. Eso, hasta que cambiemos el modelo de ciudad, cosa que todavía no pongo en mi lista de tendencias sociales.

Carril para vehiculos con 2 o más pasajeros

Meditación y retiros zen

Hemos ido muy deprisa. Hemos sido muy competitivos. No ha habido descanso. Se trataba de trabajar mucho, trabajar duro, para poder tener un buen nivel de vida. Pero ¿dónde está la trampa? Si tienes que trabajar tanto, no tienes tiempo para tí ni para los tuyos. Trabajas para pagar a la canguro que esté con tus hijos. Trabajas para comprar alimentos semicocinados porque no tienes tiempo de cocinar, y para externalizar cualquier pequeña tarea que pueda surgir. Quizás es momento de parar. La meditación tiene mucho auge en los USA. La gente está tomando conciencia de las cosas. Lo que ellos llaman “mindfulness“. ¿cómo traducirlo? “Consciencia”, o quizás “atención”.

Personal branding

Las redes sociales significan estar 24 horas al día conversando con los demás. Compartiendo información. Exponiéndote. Vendiéndote. Si lo haces como puro hobby, ahí queda la cosa. Pero, ay, si tienes que vender algo, necesitas una estrategia. O por lo menos es lo que dicen ahora los gurús en USA. Surgen los expertos, los cursos y seminarios como champiñones, que te venden la nueva moto: el “personal branding”. Hacer de tí como individuo una imagen de marca, sobretodo en las redes sociales. Tu perfil de Facebook, tus tuits, tu canal de Youtube, tus presentaciones en Slideshare. Todo está pensado. Eres como una multinacional de 1 sola persona. Tienes que trabajar tu “personal branding”. Eso también nos llega del otro lado del Atlántico.

Elevator networking

El colmo del “networking”. El término procede de EEUU, en donde las empresas tienen oficinas en rascacielos, y los ascensores tardan un rato en subir o en bajar. Entras en el ascensor, y te encuentras a un alto ejecutivo de una empresa que está reclutando gente, o que puede ser un cliente potencial. Como estás creando tu “personal brand” (ver punto anterior) tienes que venderte. En ese momento. Ahí mismo. A tumba abierta. Pero no hay problema, ya hay empresas de Recursos Humanos que te ayudan a prepararte para el networking de ascensor. Un networking de guerrilla. Cómo contar una historia que te venda, que suene creíble, que impacte al interlocutor, y que consiga meterte en un proceso de selección, o que te permita iniciar relaciones comerciales. Todo en 30 segundos. La bomba.

Diarios digitales

En USA ya es una institución el Huffington Post, una web que empezó siendo un blog en 2005, luego un agregador de noticias, y ya casi es un medio de comunicación “mainstream”. Uno de los periódicos digitales más leídos del mundo. Acaba de desembarcar en España hace solo unos meses, participado en parte por un gran grupo de comunicación español. Otro diario digital de gran expansión en nuestro país es El Confidencial, que tampoco se publica en papel. Estos medios de comunicación están cambiando el panorama de la prensa. El modelo tradicional de un periódico que se imprime cada día para contarte las noticias que ya sabes, porque te las ha contado la TV, internet o Twitter, creo que va camino de desaparecer. Van a quedar como instrumentos de entretenimiento en las cafeterías. Adiós a la prensa en papel. Bienvenidos los diarios digitales y los blogs especializados que te explican las noticias y los asuntos en profundidad.

Bigotes

…Y la última. Después de unos años en que han reinado las barbas, un poco a lo neohippie, me atrevo a pronosticar que cada vez habrá más bigotes. Ahora mismo, no hay casi jóvenes que se dejen el bigote. Sólo el bigote. Los bigotes nos invadirán. ;-) Es sólo una especulación, pero…¿alguien se atreve a apostar?